No hay comentarios

Impresoras 3D revolucionan la industria de la construcción

Una impresora 3D es una máquina capaz de realizar réplicas de diseños en 3D, creando piezas o maquetas volumétricas a partir de un diseño hecho por ordenador, descargado de internet o recogido a partir de un escáner 3D. Surgen con la idea de convertir archivos de 2D en prototipos reales o 3D. Comúnmente se ha utilizado en la prefabricación de piezas o componentes, en sectores como la arquitectura y el diseño industrial.

Vulcan Pavilion
Vulcan Pavilion

La estructura más grande hecha por una impresora en 3D, reconocica por Guinness World Records, es Vulcan Pavilion. Un pabellón temporal diseñado por Laboratory for Creative Design (LCD). Compuesto por 1023 segmentos impresos de forma individual.

 

Esta tecnología ya se encuentra también incursionando en la construcción de hogares.

 

Una empresa estadounidense levantó una casa de 38 m2 con sólo 10 mil dólares, incluyendo cableado y aislamiento.

Impresión de hogar en 3d
Impresión de casa en 3d, Apis-Cor.

 

La primera casa construida en el lugar íntegramente con una impresora 3D está en Stupino Town, en la región de Moscú. Los responsables de este proyecto se denominan Apis Cor -una start up con base en San Francisco (EE.UU)- y PIK, una desarrolladora rusa.

 

Por otro lado tenemos a Shanghai WinSun que ha experimentado también con la construcción 3D y cuales unidades cuestan 5.000 dólares (alrededor de 90 mil pesos). La impresora aplica capas de hormigón hasta conseguir la estructura deseada. Si bien las partes deben ser ensambladas por obreros humanos, todo el proceso se logra en menos tiempo y por mucho menos dinero.

 

¿Cuáles son las ventajas y los retos que presenta esta nueva tecnología?

 

Costos:

 

El ahorro es considerable: si lo comparamos con el promedio de un proyecto de construcción tradicional de una vivienda, se necesita un 60 por ciento menos de material, el 70 por ciento menos de tiempo y un 80 por ciento de mano de obra.

 

Diseño:

 

La ventaja más importante de esta tecnología es la facilidad que ofrece para fabricar diseños personalizados, lo que fomentará la variedad en lugar de la fabricación masiva.

 

La tecnología de impresión 3D hará que la complejidad geométrica en la construcción de edificios se pueda llevar a cabo sin demasiado esfuerzo o coste adicional

 

Materiales:

 

Existe la posibilidad de que utilizando esta tecnología se pueda dar pie al uso de otro tipo de materiales. Entre estos, materiales reciclados o que ayuden a contribuir con el medio ambiente serían la prioridad.

Retos:

 

Hay quienes dicen que la idea de imprimir viviendas de una sola pieza es una utopía. En cambio, sí será factible la fabricación de componentes de construcción por medios digitales, proceso que se llevará a cabo en las fábricas y, posteriormente, cada elemento se transportará al lugar correspondiente.

 

Comments (0)