La llegada de COVID-19 a nuestras vidas ha cambiado de manera drástica la forma en la que interactuamos con nuestro entorno, en medio de la crisis sanitaria más importante de los últimos cien años, los profesionales de todos los giros se han visto obligados evolucionar con el único fin de mantener sus empleos.

Y es en este punto en donde una metodología poco utilizada se ha vuelto una normativa para poder seguir con nuestro estilo de vida. Paradójicamente mejorando el rendimiento laboral, el ambiente familiar, reduciendo el estrés generado por pequeños espacios de trabajo y largos tiempos de traslado que dan como resultado un mejor desempeño y éxito para las empresas.

El ahora popular “home office” es parte de nuestro vocabulario, un concepto explotado de manera brillante por la industria inmobiliaria.

Los destinos turísticos de recreación, mar y playa como Cancún y la Riviera Maya son quienes han capitalizado mejor esta tendencia. Aprovechando el éxodo masivo de personas que emigran de grandes urbes como la Ciudad de México, Monterrey, Puebla y Guadalajara entre otras. Buscando generar en el nuevo mercado la sensación de libertad que brindan amplios espacios abiertos, vistas al mar y diseños que se fusionan de manera integral con la naturaleza.

Es así como los nuevos megadesarrollos sustentables y proyectos de infraestructura a gran escala como El Tren Maya, el cual tiene como propósito integrar los 5 estados del Mundo Maya Mexicano generan las más altas expectativas en una industria en constante cambio.

 

We make things happen

Lemmus Inver México Real Estate