Debemos comprender que el consumidor no será el que era antes de la pandemia, los clientes llevan meses en sus casas, durante este tiempo ya generaron hábitos y algunos de ellos permanecerán, muchas personas tomarán algunas decisiones relevantes, como usar menos el auto o tal vez trabajarán al menos algunos días desde casa.

Se dieron cuenta de que vivir hacinados en las grandes ciudades no es tan seductor como lo era antes y algunos clientes con la capacidad económica buscarán migrar a los suburbios, diferentes ciudades y destinos turísticos como lo es el Caribe Mexicano, buscando espacios más grandes y más cómodos. Pero, sobre todo, podemos esperar que la mayoría estén más dispuestos a utilizar las herramientas tecnológicas para sus operaciones inmobiliarias y que debido a una posible reducción en sus ingresos, estén más informados y sean más exigentes.

La pandemia del coronavirus que azotó al planeta a principios del año 2020, ha transformado la vida de todos y cada uno de nosotros, la forma de vida a la que estábamos acostumbrados, pasó a la historia en un abrir y cerrar de ojos.

El Covid-19 vino a cambiar drásticamente la forma en que operan las empresas de todos los tamaños y sectores, el impacto es probablemente permanente y profundo.

Hoy en día, millones de personas están trabajando desde casa, sin la necesidad de desplazarse a sus puestos de trabajo, esto habla de la adaptación que muchas empresas han hecho ante un escenario bastante exigente.

La tecnología ha jugado un papel fundamental en la transición hacia las nuevas costumbres.

Algunos de los hechos que ocurrieron durante y después del confinamiento, como el auge de nuevas aplicaciones móviles, sobre todo, las relacionadas a las redes sociales y videoconferencias, el repunte del comercio electrónico en sus niveles más altos, la educación a distancia en las escuelas, el uso de plataformas digitales para realizar eventos sociales, políticos y religiosos, entre otros, quedarán muy marcados en las nuevas formas de vivir de nuestra sociedad.

Hay cosas que las personas valoramos en gran medida, como la libertad, las relaciones sociales y, en definitiva, el estilo de vida que muchos de nosotros dábamos por sentado, sin embargo, es importante entender que lo que nos ayudará a reducir el impacto negativo de esta pandemia, será la adaptación de las nuevas costumbres.

We make things happen

Lemmus Inver México Real Estate